Categorías

Trayectoria de la fotógrafa Flor Garduño en el ex convento de Tepoztlán.

Se llevó a cabo en el ex convento de Tepoztlán plática sobre la trayectoria de la fotógrafa Flor Garduño.

Flor Garduño

Hombre nahual, Guatemala, 1993. Carbon / giclée prints (artist proof). Flor Garduño

Planeta Tepoztlán / Carlos Cuellar

El pasado sábado 13 de febrero se llevó a cabo la plática sobre la obra y trayectoria de Flor Garduño reconocida fotógrafa Mexicana amiga de Remedios Varo, Leonora Carrington, Arnold Belkin y asistente de Manuel Álvarez Bravo entre otros reconocidos personajes de la cultura de la época.

La presentación estuvo a cargo del fotógrafo Ricardo Vinos, la investigadora y curadora Emma Cecilia García Krinsky y la escritora, novelista y poeta Sandra Laura Cisneros, dicha plática contó con la presencia de Flor Garduño. Los expositores disertaron sobre la obra de Flor, su trayectoria como artista y sobre como la experiencia de vida de la fotógrafa fue un pilar fundamental para la creación de su reconocida obra fotográfica.

florgarduno_nt

El primer expositor fue el fotógrafo Ricardo Vinos, quien menciono: “tenemos suerte que de vivir al mismo tiempo que Flor Garduño y en el mismo pueblo, Tepoztlán”, Ricardo, de forma poética menciono que la foto es la herida que le hacemos al tiempo con nuestra arma que es la cámara, mencionó el asombro que él tiene por la obra de Flor, describiendo su fotografía como una música silenciosa con sombras elocuentes. Después de hacer una descripción enmarcada con un escrito del maestro López Austin sobre Flor Garduño, Ricardo Vinos termino mencionando que el buen explorador y el buen descubridor necesitan mucha suerte para llevar a cabo su labor y Flor es una fotógrafa con mucha suerte.

Para la escritora Sandra Cisneros -quien hizo una descripción detallada de la casa de Flor Garduño, y que logró transportar con su presentación al público asistente por todos los rincones de dicha morada- las fotos de Flor son como entrar a su casa, pues nos invitan a conocerla, nos dicen mira, y obedeces, son mundos sagrados y poéticos.

Flor Garduño

Al final de las presentaciones los ponentes coincidieron en que la vida de la artista está reflejada en sus fotografías, y mencionaron estar asombrados por su obra.

Al final de las presentaciones Flor Garduño menciono: “nunca hablo, pero es para mí un placer descubrir tantas cosas sobre mi trabajo, ustedes mencionaron cosas que a veces pienso que la gente no ve, gracias, me siento muy emocionada…”

Conchera. México. 1991. Flor Garduño

Conchera. México. 1991. Flor Garduño

Después de tener un dialogo con el público asistente Flor Garduño menciono que “sigue trabajando en un cuarto oscuro, de manera tradicional, con negativos” Flor Garduño que se autonombró como una fotógrafa con mucha suerte, mencionó que ama el retrato y le llama el entusiasmo y el juego de la fotografía, pues lo encuentra como un trabajo placentero ya que se encuentra en una época placentera de su vida, pues disfruta del quehacer fotográfico.

La plática se llevó a cabo en el marco de la exposición fotográfica de Flor Garduño, en el ex convento de Tepoztlán, abierto al público los días martes a domingo de 10 a 18 horas.



http://www.gilmonzonconsultores.com/