Categorías

Chicharras o cigarras; las anunciantes de la lluvia

¿Que son esas famosas xiquilme o chicharras que anuncian la llegada del agua?

chicharra foto Gustavo Fernando Duran google

Por: C. Cuellar

Son varias las señales que la naturaleza da para anunciar que llega la temporada de lluvias: calandrias, primaveras de mayo y tordos son solo tres especies de aves que parecen no descansar anunciando el temporal con su canto continuo que ameniza días enteros.

-Ya va a llover dice don Zapata,

-¿Cómo sabe? Le pregunto,

-¿no escuchas los pajaros? Y las xiquilme (chicharra en náhuatl), esos animalitos te avisan cuando va a llover;

Horas después cae en Tepoztlán una torrencial lluvia – una de las primeras del temporal-.

Pero, ¿que son esas famosas xiquilme o chicharras tan mentadas en el pueblo por anunciar el agua?

Para los pueblos nahuas que viven y dependen de los calendarios agrícolas; las chicharras anuncian el temporal de lluvia, el tiempo de siembra y una buena producción agrícola.

A_Chicharra1_C_4Ene2014_600

Estos insectos (Cicadidos) durante años viven en el subsuelo, alimentándose de la savia de los árboles. Pero a los 17 años, cuando la temperatura del suelo alcanza los 18 grados centígrados en cuestión de pocos días, toda una generación de miles de chicharras -xiquilme-, salen en masa a aparearse en un ruidoso ritual que dura de cuatro a seis semanas.

Podemos observar su llegada por la existencia de pequeños agujeros que de repente aparecen en la tierra, por los que salen las llamadas “ninfas” (o juveniles de estos insectos). Los machos salen primero, y esperan pacientemente a que salgan las hembras.

Ilustración que proviene de una edición de las Fábulas de Esopo publicada en Barcelona, por la Imprenta de Sierra y Martí, en el año de 1815.

Ilustración que proviene de una edición de las Fábulas de Esopo publicada en Barcelona, por la Imprenta de Sierra y Martí, en el año de 1815.

Una vez que emergen del suelo, cambian de piel y adquieren la forma adulta (es por eso que es común ver en las caminatas por la montaña esqueletos completos de estos insectos, pegados a las cortezas de los arboles). Con su forma adulta vivirán tres o cuatro semanas. En ese tiempo, los machos se la pasan haciendo sus sonidos a los que las hembras responden. Cuando se aparean, la hembra deja los huevos y muere. El macho trata de aparearse tantas veces como puede antes de morir. Se puede decir que pasan 17 años a oscuras bajo la tierra y aproximadamente un mes a la luz del día (conociendo el amor) antes de morir.

Pese a que su apariencia puede parecer desagradable, no hay de que preocuparse, pues no muerden, ni pican, no pueden hacer nada dañino para el hombre. De hecho, la invasión de chicharras tiene una vertiente positiva. Por ejemplo; los esqueletos de estos insectos sirven de abono para árboles y de comida para otros animales.

Para la ciencia es aun un misterio el por qué el surgimiento masivo de estos insectos, pues pareciera mostrar que existe un acuerdo general de estos, para emerger a la superficie al unisonó y volver a cumplir su ciclo de vida.

Las chicharras son una parte fundamental de la biodiversidad del Parque Nacional el Tepozteco, su larga y paciente vida bajo tierra y su efímera existencia en la superficie, nos hacen saber que los ciclos de la naturaleza no dependen de los ciclos sujetos a los tiempos apresurados que actualmente vive el hombre. El ciclo de vida de la chicharra se complementa más bien con la vida paciente del campesino y sus ciclos agrícolas. Su preservación y cuidado dependen de la preservación y cuidado de la naturaleza misma.

 

Vea la siguiente infografía con sonido de la chicharra http://mediacenter.laprensagrafica.com/infografias/i/chicharras 



http://www.gilmonzonconsultores.com/