Categorías

Consideraciones sobre el reciente incendio en los cerros de Tepoztlán

De acuerdo con especialistas de la FAO “El fuego es uno de los elementos naturales que ha influido en las comunidades vegetales a lo largo del tiempo y como proceso natural cumple una función importante para mantener la salud de determinados ecosistemas”

incendio tepoz achichipico

Incendio en las barrancas de Achichipico, Tepoztlán. Foto AZT

Planeta Tepoztlán / Carlos Cuellar / 14 de Abril de 2016

Para un “ecosistema sano”, un incendio tiene un impacto menor debido a su alta capacidad de regeneración. Se dice que la naturaleza ha utilizado los incendios espontáneos como mecanismo de control para eliminar el exceso de combustible, así como para regular el ecosistema a nivel de suelo y permitir el crecimiento de algunas especies de plantas.

Algunas de las especies de árboles que se encuentran en los bosques de Morelos, -el pino y el encino-, pueden resistir incendios naturales al poseer una corteza gruesa con capacidad de regeneración a través de brotes nuevos. Las piñas de estos árboles pueden tolerar el fuego y al abrirse liberan semillas que pueden germinar aprovechando las cenizas.

incendio tepoz meztitla

Helicóptero de la Policía Federal apagando incendio en cerros del Parque Nacional el Tepozteco. Foto: AZT

El problema es que para que esto suceda en condiciones naturales los incendios deben presentarse en el mismo sitio cada 40 a 300 años permitiendo que en ese tiempo crezcan nuevas plantas y las semillas germinen regenerando el bosque. Sin embargo, a partir de finales del siglo XX, ha aumentado la frecuencia de los incendios generados por la acción humana y el cambio climático. Y los siniestros han sido cada vez mas regulares y han dejado cada vez menos lapso de tiempo entre incendio e incendio.

incendio tepoz

¿Que pasa cuando los incendios ocurren con relativa frecuencia como en el caso de Tepoztlán? Especialistas han comprobado que todos los incendios en Morelos son provocados (esto se deduce por la información brindada por las fotos satelitales que muestran la frecuencia y las zonas de incendio que siempre son en las mismas aéreas), de seguir esta tendencia en 50 años podría desaparecer la franja que divide a Cuernavaca de Tepoztlán denominada el Texcal. Mencionan también que en 10 años se han perdido en Morelos 10 mil hectáreas de bosques y selvas por cambio de uso de suelo.

Lo que sucede en Tepoztlán es que por la reincidencia anual de incendios en las mismas zonas el tiempo que se necesita para que el bosque se recupere a su forma natural no es suficiente, por lo que en un incendio como el de Tepoztlán son muchas las pérdidas que se sufren; (desde especies animales y vegetales) además del impacto en el medio ambiente al aumentar de manera dramática las emisiones de bióxido de carbono y de cenizas en el aire.

Vegetación de la cañada de San Gerónimo. Foto: Andrés Padilla

Vegetación de la cañada de San Gerónimo. Foto: Andrés Padilla

En lo referente a la fauna de acuerdo a artículo publicado por Brenda Valderrama en la columna “Reivindicando a Plutón” del Sol de Cuernavaca el 11 de abril de 2016 “En lo que toca a la fauna, cuando los bosques están inalterados se generan nichos de alta humedad que sirven como refugios naturales a especies de pequeños mamíferos y reptiles que solo pueden sobrevivir en esos lugares. En bosques perturbados estos refugios desaparecen y la fauna se ve en riesgo de muerte pero también de otros tipos de daños de largo plazo como estrés por la desaparición de territorio, cobijo y sustento. Estudios realizados en bosques rusos indican que después de un episodio como el de Tepoztlán se pierde el 80% de las ardillas, el 90% de los roedores y el 25% de especies mayores en la zona afectada. Las aves también sufren por la pérdida de arboles huecos donde anidar”.

Hongos de bosque en Santo Domingo Ocotitlán, Tepoztlán. Foto: Adelfa Zorrilla

Hongos de bosque en Santo Domingo Ocotitlán, Tepoztlán. Foto: Adelfa Zorrilla

Los bosques de Tepoztlán, además de una reserva de biodiversidad, son un área de captación de agua para el resto del estado. Su ecosistema es complejo y a la vez delicado. Para mitigar el daño causado por el fuego es necesaria la ayuda de especialistas en la materia que puedan indicar de acuerdo a estudios minuciosos el daño y la ayuda que puede brindarse a toda el área afectada.



http://www.gilmonzonconsultores.com/