Categorías

El alacrán y su piquete

En Morelos reportan la existencia de 16 especies de alacranes, pero solo dos son consideradas de importancia médica debido a su toxicidad.

alacran venenoso morelense

Alacrán venenoso morelense

Planeta Tepoztlán / C. Cuellar

Los alacranes son animales muy antiguos: se calcula que existen en nuestro planeta desde hace unos 400 millones de años; en Tepoztlán los vemos constantemente: entre piedras, troncos, en el jardín, en las bardas, en los tecorrales y a veces dentro de la casa, tantos hay que hasta son el símbolo del barrio de San Sebastián.

Vaejovis curvidigitus. San Andrés de la Cal. Foto Naturalista CONABIO

Vaejovis curvidigitus. San Andrés de la Cal. Foto Naturalista CONABIO

Existen cerca de 1500 especies diferentes en el mundo, y solamente en nuestro país se estima que habitan 221 especies distintas; el estado que tiene mayor incidencia de piquetes de alacrán es Jalisco, pero el que tiene más alacranes por número de habitantes es Morelos. En Morelos reportan la existencia de 16 especies de alacranes, pero solo dos son consideradas de importancia médica debido a su toxicidad, estos son Centuroides limpidus limpidus y Centuroides balsasensis. El alacrán de Morelos (Centruroides limpidus) es una especie de escorpión de la familia Buthidae; está en séptimo lugar entre los alacranes más venenosos del mundo y el tercero más venenoso de México.

No todos los alacranes son peligrosos para los humanos; en realidad sólo una de sus familias puede llegar a causarnos problemas, y habita, junto con otras familias inofensivas en el Estado de Morelos.

De acuerdo con el instituto de biotecnología de la UNAM; hay tres datos importantes que se deben conocer para saber si un alacrán es peligroso para el ser humano: 1) la zona geográfica, 2) el color del alacrán, y 3) algunas características externas fáciles de observar, aun por una persona no experta en alacranes; regularmente el alacrán peligroso es de color amarillo claro o color paja, (también conocido como alacrán güero). Tiene manchas oscuras en el dorso que le dan un aspecto rayado.

Farol en el barrio de San Sebastian

Farol en el barrio de San Sebastian

Cuando el alacrán es peligroso su picadura puede presentar síntomas generalizados, como: irritabilidad, dolor en el cuerpo, sensación de cuerpo extraño en la garganta, escurrimiento nasal o lagrimeo, calentura, cambios en la frecuencia del latido cardiaco, dificultad para respirar, náuseas, vómitos, diarrea y, en los casos muy graves, convulsiones, edema pulmonar o paro cardiaco. Es recomendable que un individuo picado que presente cualquiera de los síntomas generalizados además del dolor local, debe acudir cuanto antes al centro de salud o de asistencia médica más cercano. El éxito del tratamiento adecuado depende en gran medida del tiempo transcurrido entre el piquete del alacrán y el inicio de tratamiento médico.

Representación del Alacrán del Barrio de San Sbastián en portal de semillas de la iglesia de la Natividad

Representación del Alacrán del Barrio de San Sbastián en portal de semillas de la iglesia de la Natividad

En Tepoztlán existen un sinfín de remedios caseros para contrarrestar el veneno; ajo, huevo, coca cola, café y acolotl (bebida de alcohol que se acostumbraba hacer en un frasco de alcohol del 96 donde se almacenaban los alacranes capturados, había la creencia que un trago e esta bebida podía contrarrestar el veneno) algunos hablan de otro remedio más radical, devorar el alacrán que nos pico; lo cierto es que la gran cantidad de alacranes tepoztecos no representan un peligro para el hombre, aunque algunos si, por eso lo más seguro es verificar el tipo de alacrán que nos picó, y si tienes las características aquí descritas y se presenta la sintomatología, es importante asistir al centro de salud, pues el efecto puede ser contrarrestado por los antídotos y el tiempo que pasa entre el piquete y el tratamiento debe ser mínimo.

Algunos amigos en Tepoztlán me han comentado que los alacranes nos avisan en dónde están para que no nos acerquemos y no tengan que picarnos. La verdad es que un alacrán nunca buscará al hombre para atacarlo, al contrario, siempre huye de él; el veneno sólo lo usará como defensa, cuando se sienta amenazado o para paralizar a la presa que lucha por librarse de su captura; es por eso que muchos optamos por apresarlos y sacarlos de casa para evitarnos problemas y no matar a un ser vivo, pero cuando esto no se puede hacer -por las dificultades que presente capturar al bicho-, no está de más darle un buen chanclazo al pobre arácnido desafortunado.

Los municipios con mayor incidencia

El viento genera que el animal salga de su guarida y se refugie en los rincones de la casa. Estas son la ciudades con mayor reporte de casos:

  • Tetecala
  • Jonacatepec
  • Axochiapan
  • Jojutla
  • Tepalcingo



http://www.gilmonzonconsultores.com/