Categorías

El ayuntamiento de Tepoztlán

Ayuntamiento de Tepoztlán. Foto: Adelfa Zorrilla

Ayuntamiento de Tepoztlán. Foto: Adelfa Zorrilla

En Tepoztlán aun existen monumentos históricos que sobreviven entre la multiplicidad de construcciones que han modificado la traza original del pueblo (que responde a cuadrícula colonial del siglo XVI): casas, iglesias, pilas de agua, monumentos de distintas épocas, son algunos de las construcciones que persisten hasta la actualidad, una de ellas es el edificio que alberga al ayuntamiento municipal, pero ¿te has preguntado qué historia tiene este edificio?

Menciona Oscar Lewis que un hecho importante en la historia de Tepoztlán fue la construcción en la parte alta (en el municipio San Juan Tlacotenco) de la vía férrea en 1897. Con el dinero que el pueblo obtuvo de dichas obras de la compañía ferrocarrilera se realizaron varias obras públicas. Entre las que estuvieron: la construcción del edificio municipal y del zócalo, el alumbrado de las prin­cipales calles por medio de lámparas de aceite, y la introducción de tubería para el agua. Se fundó un pequeño museo de anti­güedades, se abrió una biblioteca pública.

Ayuntamiento de Tepoztlán. Google, México en fotos.

Ayuntamiento de Tepoztlán. Google, México en fotos.

Así es como Tepoztlán en aquella época -1895- erigió su edificio municipal, típicamente porfirista. La fachada de este edificio es quizá, después del convento, uno de los edificios más importantes del pueblo. Pero en realidad lo que vemos en la actualidad como construcción que alberga el poder municipal -de acuerdo con el arqueólogo Daniel Schávelzon-, es en realidad una fachada, que fue superpuesta a una gran construcción abovedada de la época colonial. Pues según el citado arqueólogo, en 1895 lo que se construyo fue la remodelación de la fachada del palacio Municipal de Tepoztlán, donde se transformo una construcción de bóvedas coloniales a un “pórtico clasicista europeizante”; del edificio antiguo sólo resta la parte posterior. El ingeniero Manuel Rivera Cambaz menciona al respecto del edificio colonial que fungía como ayuntamiento antes de ser remodelado: “son piezas abovedadas, pero de mal aspecto por su poco aseo. La cárcel puede llamarse, mejor, sitio de tormento inquisitorial: está sin ventilación, el piso es inmundo”. Aun hoy en día si nos asomamos desde la parte trasera del edificio del ayuntamiento (en el área que colinda con el auditorio Ilhuicalli) podemos ver los techos de la antigua construcción colonial abovedada.

Kiosko de la plaza principal

Kiosko del zócalo municipal de Tepoztlán. Foto: Adelfa Zorrilla

A mediados del siglo XX se generó un desarrollo sin precedentes en Tepoztlán, lo que provocó la transformación de sus poblados, centros urbanos y localidades rurales; modificando la estructura original del pueblo y transformando sus áreas naturales. Por este proceso la configuración del pueblo se ha modificado constantemente, un ejemplo de ello es la arquitectura vernácula que ha sido seriamente transformada al desarticular el contexto de sus conjuntos arquitectónicos y su relación con el entorno natural.

Ahora que conocemos la historia de este edificio que ha sido testigo de innumerables hechos históricos que han marcado a Tepoztlán a lo largo de su historia, es necesario crear conciencia para cuidarlo y preservarlo, así como a otros monumentos históricos que se encuentran en la región que corren el riesgo de ser modificados o de plano destruidos (de esos edificios que hablaremos en otros artículos). Estos edificios requieren del interés de todos para su conservación y restauración.

Planeta Tepoztlán / Redacción CC

 



http://www.gilmonzonconsultores.com/