Categorías

La producción de miel de San Andrés de la Cal en peligro por pesticidas.

Acudimos con Felipe Mendoza quien lleva cerca de 25 años trabajando la miel junto con cuatro de sus hermanos en un negocio familiar ubicado en el poblado de San Andrés de la Cal.

20

Planeta Tepoztlán / C. Cuellar

La entrevista se llevó a cabo en un taller compuesto por una centrifugadora y los bastidores necesarios para el proceso de extracción de miel y su posterior envasado, podemos ver embases llenos de miel y otros productos, pues en este lugar también se le da un valor agregado a la producción de la miel ya que se fabrican (de forma artesanal), jarabes, complementos alimenticios, propóleos, antibióticos, cremas y otros tantos productos derivados de la miel.

La miel que producen los apicultores de San Andres de la Cal es multiflora, ya que las abejas se alimentan de las flores silvestres de la región, que crecen en la montaña y en el campo.

Norma Álvarez (cuñada de Felipe) nos cuenta que antes las abejas se alimentaban de la floración que se daba en la milpa y campos de cultivo, pero como ahora se utilizan agroquímicos que las envenenan, las abejas se tienen que ir a buscar el alimento a otros lugares.

Antes se iban a los carriles de las milpas a visitar las flores de acahual (que regularmente circundaban todos los cultivos), ahora ya ni hay flores acahual y hasta en los carriles echan pesticida y luego llegan las abejas envenenadas a los cajones y se mueren; nos comenta Norma con un tono de preocupación.

Felipe nos narra que este año hubo muy poca miel por la misma razón, pues los cultivos de sorgo de la región y de Amilcingo, utilizan altas cantidades de agroquímicos y eso merma la producción de los apicultores en San Andrés, al grado de que muchos dicen que ya no quieren continuar en este negocio, pues ya no es redituable.

mielAnte este fenómeno, los apicultores de San Andrés de la Cal han manifestado inquietud por la reducción de las colmenas. El año pasado se registro una merma considerable en comparación con años anteriores, y la producción de miel se redujo de manera drástica.

Felipe comenta que cuando la producción es normal, se llegan a producir hasta 4000 litros en promedio de miel, es decir unas 200 cubetas por productor, casi todo el producto se vende para consumo del municipio en el mercado de Tepoztlán, aunque también viene gente de fuera a buscar la miel que dicen tiene un sabor único, “pero este año no logramos satisfacer la demanda por la reducción en la población de abejas”.

Núcleos de abejas en el taller de la familia Mendoza.

Núcleos de abejas en el taller de la familia Mendoza.

De acuerdo con un reciente informe de la Plataforma Intergubernamental sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas; por los monocultivos, las siembras con semillas transgénicas, el excesivo uso de pesticidas, enfermedades y plagas, así como por el cambio climático, 40 por ciento de los polinizadores invertebrados y 16 por ciento de los vertebrados del mundo están en peligro de extinción.

Rémy Vandame, (investigador del Colegio de la Frontera Sur) menciona que la siembra de híbridos y transgénicos pone en riesgo a las abejas por el uso de insecticidas y agroquímicos que trae consigo el monocultivo, y pone en riesgo al 40 por ciento de la producción de miel del país, afectando a las familias que se dedican a dicha actividad.

La transición hacia una agricultura más sostenible y retomar a los métodos agrícolas que siempre se han utilizado en la región, pueden ser respuestas estratégicas a los riesgos vinculados con la disminución de polinizadores como las abejas. Solo con una agricultura natural se podrá dar una solución a la crisis que vive la producción de miel en Tepoztlán y en el resto del país. Entonces, pueblos como san Andrés de la Cal podrán seguir trabajando la miel de forma sostenible y sustentable.

 



http://www.gilmonzonconsultores.com/