Categorías

San Juan Tlalcotenco, productor de nopal

En san Juan Tlacotenco existen más de treinta productores de nopal.

Siembra de nopales en San Juan Tlacotenco. Foto: Adelfa Zorrilla

Siembra de nopales en San Juan Tlacotenco. Foto: Adelfa Zorrilla

 

Por Carlos Cuellar

Subiendo por la carretera que bordea la cordillera norte de Tepoztlán, (después de ascender 2350 metros sobre el nivel del mar) se comienza a sentir un ambiente frio, el paisaje cambia; encinos y ocotes dominan el terreno y la producción del campo es otra; las flores (agapantos en su mayoría) visten el piso de blanco y las nopaleras llenan las parcelas, dando un matiz de verdes variados al paisaje; son los cultivos de San Juan Tlacotenco donde a decir de los productores de esta comunidad “más del noventa por ciento de la producción del campo es orgánica”.

nopalera foto googleEn San Juan Tlacotenco existen más de treinta productores de nopal que trabajan cultivos orgánicos, pues “prefieren una producción tardía, que dañar la salud de las personas que consuman sus productos” la mayoría utiliza como control orgánico de insectos productos naturales como como aceite de nim y otros pesticidas biológicos.

El nopal es considerado un icono del país y un alimento milenario, es rico en calcio, zinc y vitamina C. Morelos es el segundo lugar nacional en producción de este cactus (con más 269 mil toneladas por año) los municipios donde más se cultiva son: Tlayacapan, Totolapan, Tlalnepantla y San Juan Tlacotenco.

San Juan Tlacotenco

Vista de San Juan Tlacotenco, desde el cerro de la luz.

La cosecha de este cactus se realiza a mano y requiere de un trabajo arduo que dura de tres a cuatro meses, la mayoría de la producción del pueblo se vende en Cuernavaca y en el mercado municipal de Tepoztlán. Los productores de San Juan derivan del nopal mermeladas, dulces enchilados, cristalizados, mezclas con piloncillo o escabeche, dándole al nopal un valor agregado único en el mercado. En la medicina tradicional lo utilizan contra la diabetes y tambien es usado en una buena diversidad de platillos gastronómicos.

La mayor parte de la comercialización del cultivo de nopal está a cargo de las mujeres de las familias campesinas, por eso es común verlas vender estos productos dentro del mercado de Tepoztlán.

 



http://www.gilmonzonconsultores.com/