Próximo sábado 2 de abril a las 18 horas en el Museo Exconvento de Tepoztlán, se llevara a cabo el XII Encuentro de Corrido y Son

Invitacion Concierto corridistas tepoztecosPlaneta Tepoztlán / Marzo 2016

La música en Tepoztlán es un continuo en su historia, tríos, rondallas, corridístas etcétera han desfilado por sus calles cantándole a la belleza del pueblo a sus mujeres o a las historias épicas de la región morelense. Cuentan los viejos que antes, cuando no había luz no había mucho en que entretenerse y la música era una alternativa para ocupar el tiempo muerto. Algunos recuerdan las canciones que se entonaban a la luz de la luna en las esquinas de los barrios sin un ápice de luz eléctrica, esto servía a la vez para socializar y fortalecer los lazos comunitarios.

Uno de los grandes hitos de la canción tepozteca ha sido el corrido, que ha dejado su huella en el pueblo en voz de diversos creadores e intérpretes y ha pasado a formar parte de los grandes repertorios lirico narrativos heredados de la tradición oral. El corrido en Tepoztlán y la región centro del país, presenta características tales que ha podido afirmarse también con buenas razones su origen indígena y/o su derivación de los grandes cantos épicos nahuas.

Corridistas de Morelos. Foto: Google
Corridistas de Morelos. Foto: Google

Durante el zapatismo los corridos en Morelos tuvieron un papel importante en tanto difundían (entre los campamentos de refugiados y en los pueblos) lo que sucedía en la región durante la guerra. Cuentan que en aquellas épocas, Guadalupe Beltrán oriundo de Tepoztlán (y muchísimos más corridístas de otras regiones morelenses) anduvieron cantando en las barrancas y en los montes contando lo acontecido en la lucha revolucionaria. La gente huía del ataque de las tropas federales, se escondía; las mujeres con sus hijos, todo mundo buscaba refugio. Hasta ahí llegaban los trovadores a decirles cómo iba la lucha, que el ejército había arrasado con los sembradíos y con el ganado y que de esta forma esperaban que se rindieran los zapatistas, porque para los federales no había manera de exterminarlos.

Corridistas tepoztecos. foto Google
Corridistas tepoztecos. foto Google

En Tepoztlán estas vivencia se plasmaron en la música, pero también vivencias de amor y de la cotidianeidad tepozteca en voz de campesinos liricos, poetas populares que entonaban sus cantos entre noches serenas de luna llena con olor a flor y a bosque, acompañados de ponche y un bajo quinto, en las canciones se escuchaban palabras de dolor, amor o traición. Durante un buen tiempo Tepoztlán fue un pueblo de trovadores orgullosos de su terruño y su voz, amantes de su cultura por el gusto de ser corridístas o simplemente señores del arte como ellos mismos se definían, aquellos eran tepoztecos que cantaban a la patria, al amor, a la patria chica y a la tierra.

Hubo grandes corridístas que hicieron historia en la música tepozteca, como el Sr Marcelino Demesa, Miguel Bello Moreno “El güero Miguel” y Hermilo Demesa “El Colorado” (por mencionar solo algunos corridístas Tepoztecos).

El próximo sábado 2 de abril a las 18 horas en el Museo Exconvento de Tepoztlán, se llevara a cabo el XII Encuentro de Corrido y Son, y tendrá a grandes exponentes del corrido suriano oriundos de Tepoztlán como lo son: Malaquías Flores, Fermín Bello, Jesús Peredo, Teódolo Corrales, Jesús y Santiago Castro y Juan Corrales, la entrada es libre.

Escuchar y fomentar el corrido suriano en Tepoztlán es preservar el patrimonio intangible tepozteco.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *